viernes, 27 de febrero de 2015

Estiramientos, ¿con o sin rebotes?

Imagen: FreeDigitalPhotos


Hola!!

Como ya te puedes imaginar, sigo mi particular calvario con la pierna izquierda y su proceso de recuperación. También se ha pasado ya la fiebre de la maratón y, ahora que estamos más tranquilos, voy a contarte algo sobre los estiramientos.

-“Así que acomódate que esto va a ser relajado”-. ^_^

Una parte esencial en toda preparación física, tanto si vamos a competir como si no, son los estiramientos. Por si te pillo despistado; recuerda que son todos aquellos ejercicios que nos van a servir para “estirarnos”.

Este tipo de ejercicios los realizaremos de modo lento, controlado y, habitualmente, los realizamos en la parte final de las sesiones de entrenamientos. Es la fase de entrenamiento que se llama “vuelta a la calma” o “final”.


-“Si te parece otro día me paro en contarte como poder estructurar una sesión”-.

Pues bien, todo este conjunto de ejercicios que realizamos para estirarnos, tienen como finalidad hacer que nuestras fibras musculares vuelvan a recuperar más eficientemente su longitud natural en un menor tiempo y que las fibras que lo forman, puedan encajar en los ángulos correctos previos a la actividad física. Además de este efecto positivo sobre el músculo, tenemos otro beneficio positivo sobre la única cualidad física básica que con el tiempo se deteriora y nos vuelve menos “flexibles”; la agilidad. Las otras cuatro cualidades físicas básicas (fuerza, velocidad, resistencia y coordinación), se mantienen a lo largo del tiempo y son entrenables para mejorarlas.

En el caso de los estiramientos seguro que has visto a gente que los hace muy tranquilos y a otros que parecen que tienen "muelles". Aquí es donde surge cierta “controversia” acerca de si los estiramientos se deben de realizar con o sin rebotes.

Para mí, la respuesta más sensata es como decía la canción de Jarabe de Palo: “Depende”.

-“Vaaaale, me explico”-.

En un principio los ejercicios de flexibilidad están diseñados para lo que te he comentado un poco más arriba en este post, pero también es cierto que si realizamos los estiramientos con SUAVES rebotes, lo que estamos provocando a nivel muscular es una “llamada a la acción”. Esto es, estamos enviando la información de excitación muscular para activarlos ante la inminente puesta en marcha de nuestra sesión de entrenamiento.

-“¿Te estoy liando?”-.

Bueno, como no me gusta crearte confusión ni lios mentales, te cuento lo siguiente para que veas que todo está relacionado y que es más simple de lo que parece.

Si hemos acabado nuestra sesión de entrenamiento, utilizaremos los estiramientos de modo lento, con movimientos controlados, buscando la tensión muscular justa para hacer que las fibras musculares se elonguen y recuperen sus posiciones naturales anteriores a la realización de los ejercicios; así como estaremos contribuyendo también a que los restos metabólicos de las fibras musculares sean más fácilmente eliminados. Y realizaremos estos estiramientos siempre SIN rebotes.

Por otra parte, si estamos iniciando la sesión de entrenamiento, podemos emplear los ejercicios de estiramientos CON suaves rebotes como medio de activación muscular previo a la carga de ejercicios ya específicos o concretos que tengamos programados.

En  este último caso que te planteo, si no realizamos los rebotes de modo suave corremos el riesgo de sobre-excitar al músculo y activar el “reflejo miotático”.

-“Supongo que ahora te estarás preguntado: ¿Reflejo miotático…? ¿Eso qué es?”-.

El reflejo miotático es una defensa natural del cuerpo que, ante una elongación rápida y excesiva del músculo, éste se contrae de forma rápida y brusca para evitar lesionarse. Esta respuesta natural de protección, puede llegar a ser tan brusca que puede terminar por dejarnos el músculo sobrecargado e incluso provocarnos alguna lesión. Así que si realizas rebotes, ¡ten mucho cuidado con no ser brusco!



Nos leemos pronto!!

6 comentarios:

  1. Muy interesante dato, ¡gracias!
    ¡Suerte con tu proceso de recuperación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Felipe!!

      Espero poder estar pronto dando guerra ;)

      Eliminar
  2. Genial el post!!!, los estiramientos son tan importantes como el ejercicio en si, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario!!

      Lo cierto es que en muchas ocasiones son los grandes olvidados en las sesiones de entrenamientos y nos los saltamos con la pobre excusa de "no me da tiempo". Pero como bien apuntas, son una parte esencial no sólo en los entrenamientos sino también en el mantenimiento de nuestra salud.

      Saludos!! ^_^

      Eliminar
  3. Los estiramientos son los grandes olvidados en el deporte, y yo soy un ejemplo, jamás me acuerdo de hacerlos al ir a nadar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary!!

      Tranquila, no eres la única. A mí también se me ha pasado en alguna ocasión que otra...
      Para la natación lo más importante antes de meterse en el agua son los ejercicios de movilidad articular del tren superior (hombros, brazos y cuello principalmente), para evitar molestias posteriores o agarrotamientos mientras se nada.

      ¡Suerte en tu próximo chapuzón! ^_^

      Eliminar