viernes, 15 de junio de 2018

Running; Correr por correr

Imagen propia



Hola!!

Bueno, pues otro viernes más estamos ya por aquí dando una vuelta antes de comenzar el fin de semana. Por cierto, este fin de semana, ¿qué te toca? ¿Playa, piscina, campo, quedarte en casa…?

-“Jajaja, ¡que cotilla soy!”-.  :p

En fin, no sé que tiempo hará por ahí, pero por aquí, por el sur, ya ha empezado “el lorenzo” a calentar el ambiente. Y si esto sigue así… ¡menudo verano se nos presenta!

Lo bueno de este verano es que no lo voy a sufrir en exceso en los entrenamientos ya que este año no voy a la Ultra Maratón de Doñana.

Esta carrera de 71Km que me encanta, se realiza el primer fin de semana de Noviembre, lo que supone tener que entrenar toooooodo el verano.

-“Sí, en pleno verano en el sur… ¡Y yo entrenando! Ni te cuento el careto de la gente cuando te ven por las calles…”-.


Carreras...


También es cierto que en Octubre tengo el Trail del Castillo de las Guardas y que en Noviembre vamos con Dani a la Media Maratón de Dos Hermanas. Pero este año me lo planteo de modo diferente esto de entrenar con la calor veraniega y, para estas carreras he planteado que debo considerarlas como las primeras tomas de contacto de cara a la temporada de 2019.

-“Jaja, ¡Ya te he dejado un poco fuera de juego!, ¿no?”-.

Pues sí. Por mi cabecita loca de runner estropeao ya está pasando la idea de la temporada del 2019. Aunque por el momento está todo en el aire y no confirmo ni desmiento nada porque son sólo ideas.

-“Y me apetece muuuuucho hacer el burro. ¡Pero con mesura y con cabeza! Que tampoco estoy tan mal de lo mío…”-.  ;)


En modo Zen


Así que, sin objetivos definidos realmente, lo que estoy es explorando eso de correr por correr. Sin presiones, sin planificación de cara a una carrera, sin distancias fijas.

Más bien estoy entrenando por el mero placer de salir a correr, andar o montar en bici. Y la verdad; entre tú y yo, se me hace muy raro esto de salir así, sin planificación. Sin embargo, estoy disfrutando eso de salir “a ver que pasa”, “a ver que ruta descubro”

Esto también tiene su punto ya que te permite mucho disfrutar del entorno que te rodea, de ir más relajado en los entrenamientos y en los ritmos. Se trata simplemente de salir a disfrutar de una actividad deportiva al aire libre y, de paso, ver como otros son los que “sufren”.

Y entre tanto disfrute y relax zen de corredor la cabeza tiene enfilada un par de opciones de cara a final de año aunque por el momento no están claras.

-“Eso sí, en cuanto alguna se confirme te lo cuento, ¿vale?”-.  ^_^

Nos leemos pronto!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario